V Encuentro Arcones 2016

Pubicado el: 07/10/2016 09:39:14
Autor: Diego del Amo

Cinco años lleva celebrándose el Encuentro Arcones en el mismo pueblo que le da nombre a esta “reunión” de amigos y deportistas. Tres son las veces que he participado y os aseguro que repetiré hasta la saciedad.

Será porque es mi lugar predilecto para entrenar y pasar los veranos como ya hacía hace muchos años, pero esta carrera tiene algo diferente y especial que la hace ineludible en mi calendario.

V Encuentro Arcones 2016

El grueso del ambiente se concentra el sábado por la mañana en el Hostal La Berrocosa, donde cualquiera puede inscribirse hasta el último momento con la opción además de rematar la mañana con una caldereta de esas que hacían nuestras abuelas.

Como siempre, hay diferentes modalidades en las que participar: carrera a pie, bici, para-montaña y una que pasa normalmente desapercibida ya que no tiene muchos adeptos que consiste en aunar la bicicleta y el parapente (será por aquello de subir 600 metros de desnivel en bici con 20 kilos a la espalda)

Para no perder la costumbre, me inscribí a la carrera a pie sabiendo que era el único punto menos débil en el que podría exprimirme. Como la propia palabra indica, es un recorrido de exprimirse al máximo, ya que consiste en subir y bajar de la montaña lo más rápido y directamente posible. El kilometraje apenas llega a los 11 kilómetros pero el desnivel positivo roza los 700 metros. No hay mucho más que decir de la dureza de la prueba casi independientemente del ritmo que se quiera llevar.

Ya en el mes de octubre el tiempo era bastante más fresco que los habituales 30 grados de unas semanas atrás, por lo que la salida se dio a las 11:30 desde el aterrizaje, en las eras de Arcones. Una pista ancha serviría para lanzar el pelotón y dispersar a los participantes de todas las categorías antes de encarar una subida constante y corrible hasta el inicio de un pinar, donde usar las manos para impulsar los cuádriceps se hacía obligatorio. Un estrecho sendero entre los pinos nos conduciría al despegue de parapente desde el cual, minuto más tardes, saldrían volando los conocidos por los oriundos como “hombres pájaro”.

V Encuentro Arcones 2016

Tras un escueto chupito de agua en el avituallamiento, había que acelerar el ritmo para emprender la bajada, no sin antes recibir los ánimos del primer ciclista en alcanzar casi simultáneamente conmigo el punto más alto; Javier Arcones, vencedor del circuito en bici ya en dos ediciones consecutivas.  

En mis muchos giros de cabeza para ver si algún corredor me seguía de cerca, nunca encontré ningún perseguidor, pero jamás hay que confiarse; así que la bajada no fue menos dura que la subida, y el primer tramo era necesario apretar para superar la pista forestal lo antes posible y meterse campo a través para retomar el camino que tiempo atrás nos había llevado a lo más alto.

Al coincidir parte del recorrido de subida y bajada, los últimos participantes tuvieron la oportunidad de animar a los más rápidos, y los más rápidos, la suerte de recibir ese apoyo que nunca viene mal (el año que viene un poquito más de aplausos por favor)

Si subiendo ya sólo pensaba en acabar, los últimos kilómetros no había otra cosa en mente que no fuera la línea de meta y la garrafa de agua que me pedía el cuerpo con urgencia.  

V Encuentro Arcones 2016

Viendo que no me seguía nadie en los últimos metros, sólo quedaba dejarse llevar hasta el final y disfrutar recobrando el aliento y el agua perdida durante algo más de una hora. Poco a poco fueron llegando los demás competidores ya fuera corriendo, andando, en bici o volando.

Lo importante, como os aconsejo que comprobéis, es disfrutar en, y con quien quieres; y si puede ser con comilona al final mejor. Ninguno se quedó con hambre ese día a pesar de que muchos decidieran volver a darse un buen vuelo esa misma tarde antes de la entrega de premios, que no solo galardonó a los competidores de la carrera, también a los pilotos del Open Tres provincias en sus distintas modalidades.

Espero que con mis palabras os haya picado la curiosidad por este evento anual que seguro no os defraudará. Aquí aún se pueden hacer carreras sin tener que pensar más en los permisos que en las personas que hacen posible estos encuentros de gente que ama la montaña. Y que así siga por muchos años.

Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, analizando la navegación en nuestro sitio web.Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies